viernes, 11 de mayo de 2018

ENLACE EN EL PALACIO ARZOBISPAL



10 de mayo de 1.918, viernes.




En el palacio arzobispal de Burgos se ha celebrado el enlace matrimonial del joven abogado, natural de Pitillas, don Ángel Remacha, sobrino del ilustre Arzobispo navarro, señor Cadena y Eleta, con la distinguida y elegante señorita burgalesa, Maravillas Moreno, habiendo bendecido la ceremonia nupcial, que resultó soberbia, el tío del contrayente.

Diario de Navarra. Nº 5.034

jueves, 10 de mayo de 2018

SUBASTA DE PIELES


10 de mayo de 1.893, miércoles.


El día 10 del corriente mes tendrá lugar en Pitillas el remate de las pieles del ganado lanar que durante un año se sacrifique para el abasto público.


La Lealtad navarra. Nº 1.286

ROBO DE RELOJ



09 de mayo de 1.918, jueves.



Dicen de Pitillas que al factor de aquella estación, don José Mª Echeverría, le fue robado el reloj por un sujeto que se presentó en aquella estación preguntando la hora.


El Pensamiento navarro. Nº 6.250



domingo, 6 de mayo de 2018

MUERTO POR UN GUARDA DE CAMPO



06-05-1.943, jueves.


En Pitillas ha sido muerto un gitano por un guarda de campo.


Éste, llamado Silvano Lasheras Pico, ha dicho que hallándose en el campo en el ejercicio de su cargo, advirtió que dos gitanos estaban subidos y desgajando unos almendros, por lo que les intimidó a que cesasen en su faena y se fuesen con él al pueblo; pero cuando lo hacían y pasaron por las inmediaciones del sitio en que una caravana de gitanos estaban acampados, aquellos reclamaron a estos auxilio, que les prestaron inmediatamente, ante cuya actitud el guarda hizo uso de la carabina que llevaba, tumbando a uno, momento de estupor que todos aprovecharon  para huir, incluso el guarda que se fue a dar cuenta de lo que había sucedido.

Cuando volvieron al lugar de la ocurrencia, el gitano, tumbado, llamado Lucas Guzmán Novio, de 37 años, gallego, de Compostela, estaba muerto.

Diario de Navarra. Nº 12.723

sábado, 5 de mayo de 2018

GITANO MUERTO EN PITILLAS



05 de mayo de 1.943, miércoles.



El guarda jurado de Pitillas Silvano Lasheras Pico, de 35 años de edad, estaba de servicio en el campo, cuando observó que dos hombres, gitanos ambulantes, estaban desmochando unos almendros. Les invitó a que cesaran en la labor, no haciéndole caso y continuando la tarea. Nuevamente les prohibió la corta de las ramas, rogándoles al mismo tiempo que le siguieran.


Entonces, así lo hicieron los gitanos, pero al llegar a las inmediaciones de un corral en el que se albergaba la tribu gitana, uno de ellos comenzó a dar voces de auxilio, requiriendo la presencia de sus compañeros. El guarda se vio entonces rodeado de cinco o seis personas de ambos sexos que le anunciaban lo iban a hacer “picadillo”.

La cosa tomó tan mal aspecto que el guarda de Pitillas se vio obligado a disparar su carabina alcanzando el proyectil al gitano Lucas Guzmán Novio, de 37 años, natural de Santiago de Compostela, que quedó tendido en el suelo. Los demás gitanos huyeron entonces, suponiendo que tomaron el camino de Mélida.

El Juzgado y la Guardia civil de Olite se personaron en el lugar del suceso, encontrando que el citado gitano era ya cadáver.

Le fue hallado en el bolsillo de la cazadora una cédula personal que le había sido extendida en Berbinzana.

El Pensamiento navarro. Nº 14.067